¿Cómo deben ser las pausas y descansos para l@s usuari@s de Pantallas de Visualización de Datos o PVD’s?

La naturaleza de las pausas y descansos dependerán de las características de las tareas concretas que se realicen. La Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la utilización de equipos con Pantallas de Visualización, elaborada por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, que desarrolla y explica el Real Decreto 488/1997 de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo que incluye pantallas de visualización, da unas orientaciones respecto a las pausas que deberían disfrutar l@s usuari@s de PVD´s:

  • Las pausas deberían ser aplicadas antes de que sobrevenga la fatiga.
  • El tiempo de las pausas no debe ser recuperado aumentando, por ejemplo, el ritmo de trabajo durante los períodos de actividad.
  • Resultan más eficaces las pausas cortas y frecuentes que las pausas largas y escasas. Por ejemplo: mejor realizar pausas de 10 minutos cada hora de trabajo continuo que realizar pausas de 20 minutos cada dos horas de trabajo
  • Siempre que sea posible las pausas deben hacerse lejos de la pantalla y deben permitir al trabajador relajar la vista (por ejemplo, mirando algunas escenas lejanas), cambiar de postura, dar algunos pasos, etc.
  • En la formación e información de los trabajadores usuarios se puede incluir alguna tabla sencilla de ejercicios visuales y musculares que ayuden a relajar la vista y el sistema músculo-esquelético durante las pausas.

A título orientativo, se recomienda establecer pausas de unos 10 o 15 minutos por cada 90 minutos de trabajo con la pantalla; no obstante, en tareas que requieran el mantenimiento de una gran atención conviene realizar al menos una pausa de 10 minutos cada 60 minutos. En el extremo contrario, se podría reducir la frecuencia de las pausas, pero sin hacer menos de una cada dos horas de trabajo con la pantalla.

Siempre que la actividad lo permita, es mejor que un trabajador formado adecuadamente se auto-administre las pausas y su ritmo de trabajo.

La importancia de la adaptación del puesto de trabajo a la persona

El principio básico de la prevención a nivel de ergonomía es la adaptación del puesto de trabajo a la persona.

El permanecer mucho tiempo sentado en una postura estática utilizando el ordenador, ya sea de sobre mesa o portátil, hace que la falta de movilidad, la adopción de posturas forzadas y la desviación articular afecten principalmente al tronco, cuello y extremidades superiores de nuestra estructura osteomuscular.

Para prevenir posibles problemas, se indican a continuación una serie de recomendaciones:

  • Disponer de una silla ergonómica, con posibilidad de ajustar la altura del asiento y el respaldo, este último también reclinable, con una ligera prominencia de apoyo lumbar. La profundidad del asiento debe ser también regulable, con el fin de que el respaldo sea eficaz y sin que el borde del asiento presione las piernas.
  • Los mecanismos de ajuste de la silla deben ser fácilmente manejables desde la posición sentada y a prueba de posibles cambios no intencionados.
  • Es recomendable la utilización de sillas giratorias con cinco apoyos dotados de ruedas, con el fin de facilitar el movimiento, así como las acciones de levantarse o sentarse, con resistencia suficiente debe evitar desplazamientos involuntariosEs recomendable disponer de reposabrazos en la silla.
  • Colocar los antebrazos apoyados sobre la mesa o reposabrazos y flexionados en posición de 90º.
  • Mantener la espalda apoyada adecuadamente en el respaldo de la silla. Las piernas deben formar un ángulo de 90º. También se deben mantener apoyados los pies y las piernas para facilitar el apoyo lumbar en el asiento y evitar compresiones en las piernas, por lo que es recomendable disponer de un reposapiés para adaptar el puesto a la persona.
  • En caso de utilización de ordenador portátil, se recomienda la utilización de un soporte o estación de acoplamiento que permita la colocación frontal y regulación de la altura de visión de la pantalla, para poder mantener la postura del cuello en posición neutra, sin giros forzados, con la posibilidad de utilizar un teclado y ratón periféricos.
  • También se recomienda el uso de reposamuñecas para ratón y teclado, con el fin de reducir la carga estática de los miembros superiores, favoreciendo la alineación adecuada de la muñeca mientras se trabaja. Una correcta alineación se consigue cuando el antebrazo, la muñeca y la mano forman una línea recta, evitando de esta manera la flexión o extensión forzada lateral o vertical de las articulaciones.
  • La mesa de trabajo debe disponer de dimensiones suficientes para permitir una colocación flexible de la pantalla, teclado, ratón, documentos y el resto de los elementos y materiales de trabajo.
  • Incidir de nuevo en recomendar la realización de pausas periódicas y cambios de postura, realizando ejercicios de estiramiento de la musculatura y articulaciones.
  • También es muy importante disponer de una iluminación general adecuada al tipo de trabajo de alta exigencia visual, con un nivel mínimo de 500 lux, así como de unas condiciones termo-higrométricas adecuadas a la época del año, confort térmico.
  • En caso de tener sobrecargas, contracturas y/o dolores osteomusculares, es recomendable acudir a tu mutua, médico especialista en traumatología o a un profesional en fisioterapia.

Desde el PortalCuídate de UATAE esperamos que esta información sea de tu interés con el fin de concienciar a las personas trabajadoras, autónomas y emprendedoras, para prevenir este tipo de riesgos.

Fuente:

INSTITUTO NACIONAL DE SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO (INSST)

Ver más

Amianto, el peligro oculto

En la actualidad existen en España miles de toneladas de amianto en edificios, instalaciones, medios de transporte (embarcaciones, maquinaria ferroviaria, maquinaria pesada, etc.), etc. Según…
Menú